Los detectores de humo son una pieza fundamental en un sistema de alarma contra incendio.

Estos equipos envían la alerta antes de que se ocasione el incidente en la mayoría de los casos para alertar a los ocupantes y así salvaguardar a las personas e instalaciones del incendio.

Los detectores de humo son los dispositivos redondos que se instalan en el techo y estos detectan partículas de humo en el área correspondiente.

Existen dos tipos de detectores, los detectores fotoeléctricos y los detectores de humo iónicos.

A continuación detallaremos las diferencias entre cada uno y los beneficios para identificar cuál es el tipo de detector ideal para las instalaciones de tu empresa.

Cada detector interpreta y recoge  las partículas de humo de distinta manera, lo que sí tienen en común es que ambos utilizan una fuente y un sensor, cuando el sensor impide la detección de la luz o radiación, se activa la alarma.

Ahora que ya conoces las diferencias, vamos a enfocarnos en las ventajas y desventajas de cada uno de estos dispositivos.

Detectores de humo iónicos 

La detección de humo a través de un detector iónico es una alternativa anticuada, aunque no significa que no sea efectiva y relevante, por anticuado nos referimos a que ya existen alternativas tecnológicas más modernas.

Los detectores de humo iónicos trabajan con una cámara formada por dos placas y un material radioactivo, que ioniza el aire que pasa entre ambas placas, de esta manera se genera una corriente eléctrica mínima y permanente, que se mide por un circuito eléctrico conectado a las placas, esta condición se considerará como “normal” en el detector de humo iónico.

Al momento de generarse la combustión, las partículas liberadas interferirá con la ionización, que se lleva a cabo en la cámara del detector, esto afectaría la producción de corriente, de modo que se vería disminuida, por lo que la corriente medida por circuito eléctrico será menor y cuando sea inferior a un valor predeterminado se generará la condición que activará la alarma.

Los detectores de humo iónicos dependen de partículas de radiación para la detección de humo y tienen una sensibilidad alta a partículas de .01 a 0.4 micrones que se crear a partir de gasolina, alcohol, aceites, líquidos, químicos, plásticos y otros.

Este tipo de detectores tienen una eficiencia menor en cuanto a la detección de humo en cantidades grandes y densas.

Ya que este tipo de detectores contienen una cantidad mínima de radiación, es preferible deshacerse con cuidado de estos dispositivos, no es recomendable enviarlos al cesto de basura.

Detector de humo fotoeléctrico

La detección de humo a través de un detector fotoeléctrico es una alternativa más moderna, costosa y confiable. 

El detector de humo fotoeléctrico funciona con el principio de la dispersión de luz, ya que en el interior de la cámara del detector está un LED emisor de luz y un fotosensor.

La luz emitida por el LED incide en un área de la cámara, dónde no puede ser captada por el fotosensor, esto se considera “normal” en la condición del detector.

Al momento de generarse un incendio también se genera humo que entra en la cámara del detector y obscurece el medio en el que se propaga la luz emitida por el LED, esto provoca que la luz de dicho emisor se disperse y refleje al fotosensor, cuando reciba la luz se generará la alarma.

El detector fotoeléctrico es utilizado en mayor frecuencia para detectar incendios de menor velocidad de propagación, estos generan humo negro visible con partículas de humo que van desde los 0.4 a los 10 micrones, cómo los que se generan en incendios dónde existen combustibles cómo madera, cuero, lana y la mayoría de polímeros.

Ya que conoces la diferencia entre el detector de humo iónico y el detector fotoeléctrico, sabrás cuál es el más indicado para instalar en tu negocio, todo depende de los materiales que estarán expuestos en la zona a proteger.

Si deseas recibir más información o asesoría acerca de las soluciones ideales para tu negocio, ponte en contacto con nosotros haciendo clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *