La detección oportuna de un incendio es primordial para resguardar el patrimonio y las vidas de quienes laboran o residen en el establecimiento.

La seguridad y protección son responsabilidad de los propietarios y administradores de estos espacios.

Para asegurarnos de que esto suceda, existen soluciones y productos para ayudar a detectar incendios, desde sistemas de protección completos contra incendios de alta fiabilidad hasta dispositivos flexibles e innovadores.

En este artículo conocerás todo acerca de los dispositivos para la detección de incendios.

La protección contra incendio inicia con la detección, desde un sensor hasta un sistema completo integrado.

Tipos de detectores de incendios

Los detectores son un componente y pieza clave ante la protección contra incendios. 

A través de los años estos detectores se han ido mejorando y el avance tecnológico ha favorecido la fiabilidad de estos detectores para cumplir su propósito, detectar un incendio antes de que sea muy tarde.

El fuego tiene unas características específicas, constantes y medibles cómo la producción de gases, radiación o el aumento de temperatura. 

Cada dispositivo encargado en la detección de incendios funciona para obtener información gracias a las características antes mencionadas para cumplir con su objetivo.

  1. Detector de humo

Un detector cumple la función como su nombre lo indica, detectan la presencia de humo en el aire y activan una alarma para alertar cualquier peligro ante un incendio.

  1. Detector de temperatura

Este tipo de dispositivo se instala donde es poco apropiado instalar un detector de humo, como en la cocina, cochera o dónde puede haber humo que no precisamente sea originado por el fuego en sí.

  1. Detector de llama
    Cuando existe el riesgo de combustión sin humo, es conveniente instalar un detector de llama. Para mayor claridad es importante mencionar que el “riesgo de combustión sin humo” viene de gases o líquidos combustibles. Este detector es utilizado con frecuencia en zonas industriales.

Las llamas emiten radiación infrarroja y rayos ultravioletas que son fácilmente detectados en los detectores de llama, como los ultravioletas, infrarrojos y combinados.

En resumen, el detector de incendio más eficiente para proteger las vidas son los detectores de humo, debido a su gran capacidad de detectar el riesgo de incendio mucho antes de que se produzca la combustión.

Aunque el uso de este detector no siempre es adecuado en zonas en dónde se produce combustión o dónde se producen humos de forma regular, para estos casos existen otros tipos de detectores de incendios que serán más eficientes.

En HCCO somos líderes especialistas en dispositivos para la detección de incendios, gracias a nuestra experiencia en tecnologías y manejo de tecnologías avanzadas muy confiables durante la detección de incendios.

Nuestros clientes a nivel nacional confían en nuestra experiencia y gracias a nuestra constante implementación de nuevas tecnologías son cada vez más empresas que están protegidas ante cualquier posible incendio.

Si tu empresa necesita una solución a la medida, recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros para ofrecerte una solución a la medida de tus necesidades. Haz clic aquí para contactarte con un especialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *